Orgullosamente Mexiquenses

Orgullosamente Mexiquenses

Las y los mexiquenses tenemos mucho de que sentirnos orgullosos, nuestro patrimonio cultural y natural es basto, fuimos cuna de civilizaciones prehispánicas y, según la leyenda, fue aquí, en el Estado de México, donde fundamos la Gran Tenochtitlán, un símbolo de identidad nacional.

 

Pero el orgullo más grande de un mexiquense es el reconocimiento de nuestra gente. Ya sea en deporte, cultura, ciencias, o en cualquier profesión o disciplina, nos hemos destacado y nuestro esfuerzo ha sido reconocido innumerables veces, y a nivel mundial.

 

No hay mejor ejemplo para nuestras niñas y niños que ver materializados sus sueños en un ídolo, saberse capaces de lograr su metas si se lo proponen. A los mexiquenses nadie nos para, tenemos la disposición y las ganas de superarnos a nosotros mismos, vamos por todo, siempre.

 

Hoy, es tiempo de convencernos del enorme potencial que tenemos en nuestras manos, que juntos podemos en verdad lograr un cambio, porque para crecer hay que creérsela. No hay mejor momento que éste para sentirnos más mexiquenses que nunca, porque no tenemos de qué avergonzarnos si estamos siempre unidos por la misma causa, un estado que demuestre su verdadera esencia, su cara amable.

 

Admiro a quienes han puesto el nombre del Estado de México en alto, su pasión y la convicción con la que dicen de dónde son, la honestidad en su mirada y la certeza en sus palabras, nos hace sentir tranquilos de que, pase lo que pase, nunca dejaremos de amar nuestra tierra.