Día del niño

Día del niño

A propósito del Día del Niño, quiero dedicar esta entrada a las niñas y niños mexiquenses. Los vemos como una proyección de lo que esperamos para el futuro del Edoméx y del país, pero tampoco debemos imponerles una carga tan pesada a tan corta edad, tienen que disfrutar de su infancia, seguir siendo inocentes porque llegará un día en el que tengan que tomar decisiones y estarán basadas en sus experiencias, en su crianza; niños felices se convierten en personas de bien, que saben amar, cuidar y respetar su entorno y a quienes les rodean.

El Día del Niño significa juegos y regalos para los pequeños, ¡es un día de fiesta!; para nosotros, como padres de familia, como adultos, debe ser un recordatorio de que somos responsables de su bienestar y su felicidad. Los niños tienen derechos y quién sino nosotros para respetarlos e inculcarles los valores necesarios para su desarrollo.

Los niños tienen derecho de ir a la escuela, pero también tienen derecho a divertirse, a un sano esparcimiento, de crecer en ambientes positivos, tienen derecho a vivir su vida como lo que son, niños; no es justo, ni correcto imponerles obligaciones que no les corresponden.

Nuestros niños son la alegría del hoy, la esperanza de todos los días, si hoy cuidamos bien de ellos entonces no tenemos que preocuparnos por lo que pasará mañana; pues tendremos la certeza de que sabrán actuar con rectitud, de que se convertirán en mexiquenses ejemplares.